sábado, 12 de julio de 2014

[¡ACHO! ¿Has visto a mi Ángel, Icue?] DUNA, UN ÁNGEL DE CUATRO PATAS QUE SE HA VUELTO INVISIBLE, LEE SU HISTORIA, NO LA IGNORES. AYÚDALA A ENCONTRAR EL CAMINO DE BALDOSAS AMARILLAS. EN ADOPCIÓN. MURCIA

¿HAS BUSCADO UNA PERRITA DULCE, BUENA, QUE SE LLEVE BIEN CON PERROS, GATOS, NIÑOS Y TODO LO QUE SE MUEVE?
¿ALGUNA VEZ HAS QUERIDO UNA PERRITA DE CAZA PARA NO CAZAR? ¿QUIERES UN POINTER QUE NO TE LLEGUE A LA ALTURA DE LA RODILLA?  .... Aquí la tienes, se llama DUNA, sólo tienes que QUERERLA, AMARLA Y RESPETARLA HASTA QUE LA MUERTE OS SEPARE...Y DESPUÉS TAMBIÉN :)


DUNA
PESO: 10-12 Kg (Por la rodilla)
EDAD: 2 años
CARÁCTER: Noble, buena, obediente, tranquila. Se lleva bien con todo lo que se mueve y con lo que no se mueve también.
RAZA: Cruce de Pointer, es como un Mini Pointer.
CONTACTO: huellasinvisibles@Hotmail.com
NECESIDADES: Mucho amor y un hogar donde sentirse querida y protegida

Como si de un triste cuento se tratara, esta bendición de perrita, debió nacer en el lugar equivocado, pero cuando ella misma, con apenas dos años, iba a ser mamá, decidió darle a sus bebés un hogar mejor, del que nunca tuvieran que huir, donde nunca sintieron miedo, frío ni soledad.
Así que, un buen día Duna consiguió salir de su encierro, sin más carga que sus bebés y empezó así un viaje sin retorno al punto de partida.
Apareció una mañana en una urbanización de Cartagena (Murcia), estaba muy asustada, no paraba de girar la cabeza y mirar a un punto, justo al comienzo del camino que llevaba directamente al campo, justo por donde otros, antes que ella, han salido, algunos heridos, otros no tanto, pero todos muy asustados.
Al cabo de unas horas, ya mas tranquila, pero no menos asustada, empezó a investigar las casas de la zona, buscaba desesperadamente un lugar donde refugiarse, pero un hogar vacío. Al final encontró una casa sin habitar. Seguía con miedo, no se acercaba a personas, ni a otros perros y sólo salía cuando no transitaba gente, para comer. Alguien avisó a Huellas Invisibles y empezó a publicarlo buscando una acogida para Duna, antes de que sus bebés nacieran.

Como en todas partes hay buenas personas y hay personas distintas, gracias a buenas personas, se fue alimentando, pero también gracias a otras "personas distintas", quizá por desconocimiento de lo que se esconde detrás de la palabra CATAD, alguien llamó a la perrera y la que se había convertido en su refugio, se convirtió en su trampa, entraron en el jardín de la casa vacía, la atraparon y la llevaron a la perrera.
A partir de ahí fue una lucha contra reloj, luchando por la vida de Duna y de sus pequeños, Huellas Invisibles anunció que habían encontrado una residencia donde poder meter a la pequeña, consiguieron recaudar algo de dinero y gracias a la intervención de Huellas Invisibles y otras buenas personas, Duna salió. Por los pelos, pero había conseguido salir con sus bebés dentro de una muerte casi segura.

Rápidamente Huellas Invisibles fueron conscientes de la bondad y belleza de alma de Duna y pensaron que una jaula en una residencia no iba a ser bueno para ayudarla a vencer sus miedos y parir y cuidar a sus bebés como ella y los peques se merecían, así que, Duna se quedó con ellas.

Todo transcurrió muy rápido y sorprendentemente bien, la magia del cariño, hizo que Duna conociera manos humanas que acarician sin pegar, voces que tranquilizan, sin gritar, el miedo fue dejando paso a un cariño correspondido y Duna era feliz, tanto con humanos como con los demás peludos de la casa.

Y llegó el gran día...nacieron sus bebés, seis preciosos cachorros, sanotes y bellos, muy bellos. Duna quedó agotada y muy delgadita, pero estaba feliz, todos estaban a salvo. Llegado el momento los bebés se fueron adoptando, Huellas Invisibles les fue encontrando hogares donde estos bebés pudieran crecer y vivir felices para siempre. Duna había cumplido su cometido, pero ¿y ella?, nadie preguntaba por ella.

El destino quiso que Duna, por casa ajenas a su casa de acogida, tuviera que ir temporalmente a otra casa distinta, no sabemos qué cruzó por su cabecita pero se escapó y volvió a la agonía de la calles, de buscar una casa solitaria y comida. Pero esta vez fue distinto porque desde el principio muchas personas buenas la estuvieron buscando y una de ellas consiguió cogerla a tiempo, antes de que las "personas distintas" la pudieran entregar de nuevo a la perrera. Volvió con Huellas Invisibles, a su casa de acogida, pero el tiempo se agota, nadie la ve, nadie pregunta por ella y en Septiembre, si su ÁNGEL no aparece, su destino puede volverse muy triste, dentro de una jaula... ¿Acaso la misión de Duna acabó salvando a sus bebés de un destino incierto?, no dejemos que esta historia acabe así.
Os pedimos ayuda para Duna, si no puedes adoptarla, difundirla, que llegue hasta el último rincón, seguro que su ÁNGEL la está buscando, se merece ser feliz.
Os pongo los links de Duna por si queréis ir viendo su historia desde los comienzos.
Gracias compis, gracias personas buenas, gracias Huellas Invisibles, gracias Duna, estar cerca tuya ha sido un regalo.







https://www.facebook.com/Bruja50/media_set?set=a.10203890292284198.1073741868.1427905825&type=3

https://www.facebook.com/huellas.invisibles.7/media_set?set=a.300096653489356.1073742006.100004670703142&type=3

http://perdidosmurcia-bruja50.blogspot.com.es/2014/06/perdida-perra-de-caza-en-la-manga-muy.html



--
Publicado por Bruja50 para ¡ACHO! ¿Has visto a mi Ángel, Icue? el 7/12/2014 07:07:00 p. m.

No hay comentarios: